LIMPIEZA FACIAL

Tratamiento básico para la piel

Un rostro terso y suave es reflejo de una piel cuidada, y la mejor forma de hacerlo es manteniéndola limpia de la contaminación del ambiente, facilitando la regeneración del colágeno natural. Dependiendo de la piel de cada paciente se establece un procedimiento cosmético, que consta de un peeling, vapor para abrir los poros y lograr mayor profundidad en el tratamiento de desincrustación de puntos negros y comedones en el caso de una piel más afectada. Incluye hidratantes, masaje facial y aplicación de máscaras de acuerdo al tipo de piel. Todo esto permite lucir una piel fresca y más joven.