EXTIRPACIÓN DE LUNARES, VERRUGAS, MANCHAS Y LESIONES DE LA PIEL

CON O SIN BIOPSIAS

Grandes, planos, cafés, negros, redondos o con bordes irregulares… Son múltiples las formas en que puede presentarse un lunar o nevo, término dermatológico con que se denomina a estas lesiones ubicadas en la piel, las que en algunos casos representan una característica familiar, un signo distintivo que se transmite de generación en generación.

 

Ya sean de nacimiento o adquiridos, todas las personas tienen más de un lunar en su cuerpo. El problema surge cuando su aspecto es poco estético o están ubicados en una zona expuesta al roce, ya que incomodan.

Sin embargo, hay casos en que la decisión de extirpar es netamente médica. Esto sucede cuando se trata de lesiones atípicas o sospechosas de malignidad, ya que podría tratarse de un melanoma maligno, que es la forma más agresiva de cáncer de piel.

Esas carnosidades que salen en su cuello y espalda por la edad, no son parte de una piel cuidada… Extírpelas y quede con su piel homogénea y sana.